Smart Farming Challenge: Día 1

Dia-1-makeathon

Smart Farming Challenge: Día 1

¡Qué día!

El primer día madrugar fue fácil. La emoción y la expectativa estaban al máximo, y todos queríamos que el evento empezara YA. Los organizadores llegaron a las 7am para tener todo listo cuando llegaran los participantes a las 8am y se sorprendieron cuando los estudiantes empezaron a llegar a las 7:30am. ¡Media hora antes! Sin embargo no hubo problema, todo estaba bajo control. La emoción fue tan grande que hasta llegaron 4 empresas a pesar de que solo las esperábamos hasta el viernes. Al final tuvimos la participación de 60 estudiantes de 7 universidades de Colombia y una de Francia, y vinieron empresas de Colombia y Ecuador.

La charla inaugural fue dada por el profesor Andrés González, profesor del departamento de Ingeniería Mecánica, seguida por una charla del profesor organizador Giacomo Barbieri. La presentación de los retos fue un momento clave dado que estos retos son los que los estudiantes desarrollarán el resto del evento.

Y luego, ¡a los buses! Dos buses nos esperaban con el almuerzo listo en el puesto de cada uno y salimos rumbo a Santandercito. Pero antes, el estudiante francés que venía directo desde Medellín llegó justo a tiempo para subirse al bus! De la emoción a algunos les dio hambre y creyeron que el almuerzo eran las onces, pero la mayoría aguantó hasta llegar a la finca para disfrutar del almuerzo al aire libre. El camino fue relajado, todos conectados con sus audífonos y disfrutando el viaje. Cerca al salto del Tequendama algo empezó a oler mal. ¡Era el río contaminado! Qué importante es tener en cuenta el impacto ambiental de lo que hacemos para no dañar con suciedad un lugar tan lindo como el salto. Lección aprendida.

Al llegar la subida de 5min a pie fue dura. El terreno era muy muy empinado. Después del almuerzo empezó el workshop de drones donde Miguel Quirama, de la empresa Manakin, explicó y mostró cómo se vuela un dron. Todos se divirtieron e hicieron muchas preguntas. Las fotos hablan por sí solas. Nos metimos al cafetal para conocer de parte de un agricultor cómo es el cultivo y procesamiento del café. La sombra nos sentó bien después de la foto de grupo donde todos con nuestras camisetas negras tuvimos que juntarnos mucho para caber en la foto. Qué calor. En el cafetal tuvimos la oportunidad de experimentar y reflexionar sobre algunos de los retos inerentes a la agricultura a los cuales nos tenemos que enfrentar. Unos de ellos son la falta de conectividad, el difícil acceso a algunas zonas y las condiciones climáticas variables.

Ya cerca de la hora de salida, y con una mejor idea de los retos, nos reunimos todos en un círculo para presentarnos y presentar los retos que más nos interesaron. Y después… a armar grupos! Sin hacerse esperar todos los participantes empezaron a mezclarse y buscar a aquellos que compartieran intereses! El viaje de vuelta no fue nada como el de ida. Todos se sentaron cerca de sus grupos y hablaron todo el camino sobre los retos a desarrollar. El viaje a la finca los unió a todos y creó conexiones vitales!

Al llegar a los Andes nos tomamos un merecido descanso de 10 minutos y luego recibimos una charla de Manakin sobre qué se hace con las fotos tomadas por los drones. Todos quedamos asombrados. Y finalmente tuvimos el workshop de visión por computador donde, a pesar de un problema de licencias, pudimos aprender un par de trucos útiles.

Al final del día el cansancio era evidente, pero aún así los participantes se quedaron un rato para discutir con sus grupos.