Makeathon Colombia: El reto

Nota-cierre-makeathon

¿Es posible diseñar un prototipo para solucionar un problema de agricultura en tres días?

Lo que parece imposible, fue una de las principales apuestas de la primera Makeathon que se realiza en Colombia, un evento organizado por el Departamento de Ingeniería Mecánica de la Universidad de los Andes y la empresa Dr. Stetter ITQ, que reunió a más de 60 estudiantes de diversas disciplinas que asumieron el reto de pensar en formas de optimizar procesos agropecuarios.

Una Makeathon es un evento donde jóvenes de diversas áreas del conocimiento se reúnen durante algunos días para desarrollar prototipos con ideas innovadoras mientras aprenden y comparten con estudiantes de diferentes lugares del mundo. En esta primera versión asistieron alrededor de 60 participantes de 8 universidades de Colombia, Francia y Alemania.

La idea nació cuando en febrero pasado, cinco estudiantes de Los Andes viajaron en compañía del investigador postdoctoral del Departamento de Ingeniería Mecánica, Giacomo Barbieri, a la Isla de Gran Canaria en España a participar en el Smart Green Island Makeathon. En esa oportunidad, los ingenieros colombianos compartieron con más de 100 estudiantes de 13 países y eran los únicos latinos que asistían al evento. “Los demás participantes quedaron sorprendidos con el talento de los ingenieros uniandinos”, menciona Barbieri.

Con ese precedente, el profesor y los cinco estudiantes iniciaron los preparativos para realizar por primera vez en Colombia, un evento similar que motivara a estudiantes de otras universidades y disciplinas, pero que además, tuviera como protagonista a la agricultura inteligente. “En Colombia, existe la necesidad de optimizar varios procesos agropecuarios para combatir el calentamiento global y mejorar los índices de productividad”, afirma Catalina Albornoz, organizadora del evento.

Para Barbieri, hoy más que nunca la ingeniería está llamada a vincularse en la formulación de estrategias innovadoras para mejorar la agricultura. “En este momento, no es solo a través de tecnología de maquinarias que un ingeniero puede contribuir, hay un auge importante de la denominada agricultura de precisión y smart farming en donde con el uso de tecnologías de información y comunicación (TIC) como el big data y machine learning se puede por ejemplo, disminuir el consumo de agua y pesticidas y maximizar la producción”.

Los participantes de esta primera Makeathon tuvieron la oportunidad de asistir a una visita guiada en Santandercito (Cundinamarca) en donde conocieron de primera mano las necesidades que enfrenta el agro colombiano y allí, participaron en un taller sobre manejo de drones. La jornada continuó con workshops de robótica, visión artifical, impresión 3D y charlas de entidades como el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Sostenible.

Con esto en mente, los aliados del evento, WWF Colombia y el Centro de Estudios de la Orinoquía (CEO) dieron a los participantes los retos que debían resolver en tres días pensando en las limitaciones de tiempo y espacio a las que se enfrentaban. “En este proceso, se pudo evidenciar que las empresas están cada vez más convencidas de que la tecnología y las mentes creativas pueden dar soluciones a problemas reales”, menciona Barbieri.

Para Grégoire Hillion, estudiante de Ingeniería de la École des mine d’Alès de Francia, y quien fue uno de los participantes, “Eventos como la Makeathon te obligan a ser más innovador a la hora de pensar en una solución y desarrollar proyectos”. El estudiante francés desarrolló con su equipo, un medidor de la humedad para granos de café que puede ser un insumo para que campesinos garanticen la calidad de los productos que comercializan. Como éstas, hubo propuestas sobre riego inteligente, sistemas de alerta, nutrientes para ganado, entre otras.

Sin embargo, para Barbieri, “Lo más importante son las redes que nacen entre academia, empresas y gobiernos para trazar la línea para colaboraciones futuras y la motivación que generan este tipo de iniciativas en los jóvenes que tendrán en sus manos el futuro del país”.

Al finalizar el evento, se abrió oficialmente el grupo Mi5 Bogotá, que tiene como objetivos implementar proyectos con academia e industria, preparar a los estudiantes para la revolución digital, y crear una red local de personas que trabajen en la visión de Mi5 del futuro: verde, inteligente e innovador.

Facultad de Ingeniería/ Agosto 2017