Robot Wars - Curso Dinámica de Maquinaria

robot-wars-curso-de-dinamica-de-maquinaria-departamento-de-ingenieria-mecanica

Después de todo un semestre de trabajo, finalmente llegó el día en el que los estudiantes del curso Dinámica de Maquinaria, demostrarían todo el esfuerzo y el tiempo que dedicaron a diseñar y a construir su robot de batalla. Presentaron todo tipo de robots: con sierras, punzones, rampas y palas.

Se evaluó cada grupo en horas de la mañana, el jurado estaba conformado por: Giacomo Barbieri (profesor), Carlos Francisco Rodríguez (profesor) y Santiago Iregui (asistente graduado). Después de inspeccionar los robots y de descalificar a todos los que no cumplieran con las normas de seguridad (establecidas en el reglamento), comenzaron las batallas. Fue una grata sorpresa encontrar el sitio del encuentro repleto, con un público conformado por los estudiantes del curso, estudiantes de otros semestres y hasta de otras carreras. 

Los integrantes del jurado eligieron a los competidores de cada batalla aleatoriamente. Fueron 6 batallas en total, cada una conformada por 3 o 4 robots. El público gritaba sin ninguna intención de disimular su sed de ver aceite de valientes robots derramándose. Hubo batallas muy divertidas, en donde se veían volar las partes de algunos robots. Sin embargo, hubo una en donde la suerte no jugó a favor de los participantes, y ningún robot pudo arrancar. 

Los 6 grupos ganadores participaron tres días después en la ronda de finales. A las 11:00 am,  llegaron los grupos finalistas con su robot funcionando a la perfección, después de haber hecho una serie de reparaciones debido al anterior combate. Se llevaron a cabo dos batallas muy entretenidas, de las cuales salieron dos grupos ganadores. Como premio, estos dos grupos obtuvieron en el proyecto la nota máxima. 

El proyecto fue todo un éxito. Los estudiantes se divirtieron y aplicaron muchos de los temas vistos en el curso. Además, muchos experimentaron por primera vez un problema abierto en donde hay infinitas soluciones, como ingenieros su responsabilidad fue resolverlo de la mejor forma. Estos serán los tipos de problemas que van a enfrentar en sus vidas profesionales. 

Esperamos poder repetir el proyecto en futuras versiones del curso, y que los demás proyectos que se propongan tengan ese carácter divertido y motivador. Como bien lo decía el poeta Alfred Mercier: “Lo que aprendemos con placer nunca lo olvidamos”.